Ana Bertha Díaz fue quien solicitó “auxilio” a policías durante protesta.
1 agosto, 2018
La educación en México ¡Una Panacea!
1 agosto, 2018
Mostrar todo

Necesaria e inminente reapertura de «El Mexe».

Editorial |

Se cumplieron 10 años desde que el entonces Gobernador del estado, Miguel Ángel Osorio Chong, anunciara el cierre  definitivo de la Normal Rural Luis Villareal, esgrimiendo el pobre argumento de que en Hidalgo “existía una sobresaturación de maestros”.

Sin embargo, el tiempo y los números han evidenciado que el objetivo no era abonar al ordenamiento educativo del estado o al progreso de las comunidades, sino debilitar a un grupo social que durante 81 años luchó de manera constante contra los excesos de los gobernantes.

De acuerdo a cifras del INEGI 4 de cada 10 hidalguenses, no lograron concluir la educación básica y el rezago educativo del estado permanece en 18.5 por ciento; sin embargo, más allá de la noble labor de enseñar, los normalistas rurales llegan a las comunidades con la consigna de sembrar conciencia  y fomentar la organización entre los sectores más olvidados.

A pesar de la negativa de las diversas administraciones estatales, la reapertura de “El Mexe” significará no solo la aportación de cuadros para la enseñanza sino que se alzará como la posibilidad de contener los procesos educativos imperantes, que tienden hacia la formación de ciudadanos apolíticos y sin conciencia de clase. 

En un estado en el que más del 95% de las localidades pertenecen al ámbito rural y en dónde los altos grados de marginación prevalecen en al menos 3 mil comunidades; es imposible negar la importancia de que los hijos de campesinos continúen su formación  y se conviertan en agentes de cambio a través de la educación.

Por tanto y a un tiempo prudente de que la próxima administración federal realice los preparativos necesarios para poner nuevamente en funcionamiento la normal rural, es momento de revalorar las categorías que históricamente les ha conferido el discurso oficial y empezar a entenderlas como promotoras de la transformación social.

Comments are closed.