Instalan Comisión Igualdad de Genero; no hubo interés de permuta
28 octubre, 2021
Por segundo año no habrá cobijas de plan invernal: DIF
28 octubre, 2021
Mostrar todo

¿Un expriista será gobernador?

Camiones trayendo gente, templetes llenos de figuras políticas, organismos sindicales arengando al anfitrión, vallas de seguridad, porras “espontáneas”, un presentador de viejos oficios y miles de invitados. Con sabor a fiesta priista, de las que Hidalgo tiene una larga tradición, el senador morenista Julio Menchaca Salazar tuvo ayer su acto popular previo a la cercana definición del candidato para contender por la gubernatura del estado.

En el estadio Revolución, otrora casa del Club Pachuca y escenario de gloriosos triunfos de ascenso, se dijo que el legislador y su compañera de fórmula, María Merced, rindieron su tercer informe de labores. La realidad es que lo ocurrido en la cancha fue el preludio del arranque de la carrera morenista por el Poder Ejecutivo estatal, en un suntuoso evento con relación a la pregonada austeridad de la 4T.

El dirigente nacional Mario Delgado Carrillo y el senador Ricardo Monreal Ávila dieron el banderazo de salida a lo que auguran, y al menos hasta ahora los sondeos respaldan, será la alternancia política en uno de los cuatro estado que aún no conocen a otro verdugo: 92 años bajo el control de los mismos colores.

Uno coreó con vehemencia la salida del PRI para 2022 y el otro fue más propio con el invitado incómodo, el gobernador Omar Fayad Menes, para quien pidió cortesía ante las rechiflas de los asistentes, pues dijo que se le va a necesitar para una “transición de terciopelo”, e igualmente llamó a la militancia a “no tener miedo” de asistir el próximo año “a la cita con la historia”.

En un estado de tuétano priista, la liturgia tricolor condujo la celebración del legislador Menchaca, para quien la cargada de la cúpula guinda se hizo acompañar de las arengas del sector popular llevado al recinto y también de uno más aburguesado: “Un senador será gobernador”.

Como no hay contienda sin al menos dos jugadores, el delegado Abraham Mendoza Zenteno también tuvo porra en el lugar y, para hacer contrapeso, una larga manta a su favor fue desplegada: “Un fundador será gobernador”. Francisco Xavier Berganza, otro aspirante, “maltratado” por el público, no despegaba la mira de su celular mientras Julio recibía loas.

Abogado de orígenes priistas, hace ya seis años que Menchaca abandonó las filas del Revolucionario Institucional, tras ser excluido, para aventurarse como aspirante independiente, figura con la que no tuvo éxito. Paradójicamente ganó perdiendo, pues los caminos políticos lo llevaron a Morena, partido que –arropado por el presidente López Obrador en 2018– le dio resurrección política y lo puso en una posición privilegiada en la Cámara de Senadores y con posibilidades de alcanzar la nómina para 2022.

El próximo mes, según Mario Delgado, Morena emitirá la convocatoria para participar en el proceso interno de selección de candidatos en los seis estado que renovarán sus gubernaturas. El dirigente aseveró que “el pueblo” definirá al abanderado o a la abanderada. No obstante, el evento político de ayer, más parecido a un acto de campaña, tuvo tintes de un velado destape del legislador.

¿Un expriista será candidato de Morena y el primer gobernador que rompa la racha del PRI en  Poder Ejecutivo en Hidalgo?, se preguntaron algunos tras lo ocurrió ayer en el estadio Revolución de Pachuca.

Gerardo Ávila
Gerardo Ávila
Fotoreportero de revista Acrópolis

Comments are closed.