Presentan cartelera de la Semana del Periodismo Hidalgo 2020.
28 enero, 2020
En Hidalgo, seis muertes violentas en cuatro días.
28 enero, 2020
Mostrar todo

Opinión | El deporte en Hidalgo, un lujo para pocos.


Por: Ricardo Alberto Calleja

 

A unos días de que inicie la Espartaqueada Deportiva 2020, una competencia nacional que se realiza cada dos años con el objetivo de reunir a miles de deportistas de escasos recursos – que por su situación no pueden participar en otras competencias nacionales- para mostrar sus habilidades en cualquiera de las disciplinas existentes, sin mayor explicación ni preocupación alguna, el gobierno estatal encabezado por el gobernador Omar Fayad Meneses negó apoyar a la delegación hidalguense. Los jóvenes no pedían regalías para beneficio personal, mucho menos dinero en efectivo, solicitaban al gobierno transporte para que fuera posible su traslado a la sede de la justa deportiva, a Tecomatlán, Puebla.

No estamos hablando de una petición fuera de las posibilidades de la administración estatal, es más, estamos tratando un tema que en teoría es una responsabilidad de los funcionarios con mayor autoridad. Estas acciones solo demuestran que no se tiene como prioridad impulsar realmente el deporte entre los jóvenes que, de por sí ya viven en situación de pobreza material (vivienda digna, carreteras, escuelas, centros médicos, etc), ahora se suma otra dificultad que abonará a la marginación de sus familias. Tal vez la indiferencia en el gobierno sea porque los deportistas que van a esta competencia sean pobres. ¿Es el deporte un lujo para pocos?

Datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) revelan que el 60 % de los adultos no realizan ninguna actividad física, de los cuales, el 18% nunca ha practicado una actividad deportiva. El mismo INEGI señala también que 88 de cada 100 personas no se ejercitan por falta de espacios públicos e infraestructura deportiva. Como consecuencia de lo anterior, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha resumido en informes que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad en el mundo. ¿Conociendo estas estadísticas, por qué se niega el apoyo a deportistas hidalguenses desde la administración estatal?

En una declaración –hecha a través de Twitter- del gobernador Omar Fayad el 18 de agosto de 2019 que dice: “[…] He tenido claro que el deporte nos conduce a prácticas sanas, a crecer con disciplina y a ser conscientes de que nada en la vida se consigue de forma sencilla”. Coincidimos en que el deporte forma personas sanas y con disciplina, esto siempre lo ha señalado el Movimiento Antorchista y, es más, hemos dicho que ayuda a crear una sociedad sensible a los problemas que enfrentan, afirmamos que el deporte crear personas humanistas. Al dicho del gobernador de que el deporte nos conduce a “ser conscientes de que nada en la vida se consigue de forma sencilla” pregunto: ¡¿por qué habría de ser la vida sencilla con gobiernos como el Hidalgo, que, en vez de apoyar a los deportistas, les niega cualquier apoyo para asistir a uno de los eventos deportivos más importantes de México?!

Si los gobiernos impulsaran realmente el deporte, serviría para construir una nueva sociedad basada en valores, en humanismo; será la alternativa para las nuevas generaciones, para decirle a los jóvenes que hay un futuro alentador que los alejará de la violencia.

Esperamos que finalmente haya un poco de congruencia y sensibilidad (esa que se obtiene practicando algún deporte) en las oficinas estatales para que los jóvenes que hoy anhelan mostrar sus habilidades, su preparación en la Espartaqueada Deportiva, puedan formarse como buenas personas, para que puedan ser modelo del hombre nuevo y sanos, objetivo del Movimiento Antorchista Nacional.

Comments are closed.