Consulta indígena, en septiembre; empresa garantiza «calidad»: diputado
22 abril, 2022
Tiran panfletos de Menchaca con Bartlett y recibo de luz
22 abril, 2022
Mostrar todo

Debate, primer round

A la vieja usanza, el primer debate por la gubernatura de Hidalgo priorizó la confrontación, el ataque y la denostación por encima de las propuesta concretas en los tres temas que fueron discutidos la tarde del jueves en Huichapan.

Acostumbrado a descalificar y ser descalificado, Francisco Xavier cantó la misma tonada que repite desde que el Comité Ejecutivo Nacional de Morena lo dejó sin posibilidad de aspirar a esa candidatura. De nuevo se lanzó contra el ADN tricolor de Julio Menchaca, el gobernador Omar Fayad y Mario Delgado -presente en el encuentro-, a quienes endilga su infortunio. «Ya supéralo», recibió como respuesta del senador con licencia.

Carolina Viggiano volvió a descalificar al puntero en las encuestas, a quien –como recurrentemente lo ha hecho– llamó flojo, misógino y ahora «copión», calificativos que si la tricolor recibiera de alguno de sus contrincantes seguramente buscaría acreditar como violencia política en razón de género.

La originaria de Tepehuacán señaló los viajes en taxis aéreos que el morenista realizó a finales del año pasado, a cuenta de empresarios «progre», y los comparó con los austeros vuelos comerciales del presidente. En respuesta, Menchaca le recordó los viajes y viáticos que a ella y su esposo cubrió Altos Hornos de México, de Alonso Ancira, vinculado a la corrupción gobierno-empresarial del sexenio peñista.

El segundo golpe de la tricolor, referente al pago de luz del exmagistrado, no tuvo el efecto esperado, pues alguien se le adelantó y difundió un día antes un video en redes sociales (con ella como la señalada de erogar una miseria por consumo de energía). Como consta en las copias del historial de consumo de energía y recibos de Menchaca que difundió –con datos personales– la coalición Va por Hidalgo horas antes del debate, el PRI preparó el «madrazo» desde el 16 de abril.

Con nerviosismo en sus primeras intervenciones, el candidato de Juntos Hacemos Historia se arropó de la figura del presidente y del discurso de la transformación. En sus cartulinas de contrataque mostró 17 propiedades que le adjucida a Carolina con un sueldo de funcionaria, a quien le atrubuyó representar «lo más podrido del sistema» político hidalguense. También le recordó que su tío Javier Austria la acusa de despojo de una casa en Tepehuacán de Guerrero.

De José Luis Morales vinieron las puntadas: una máscara de gas para hablar del riesgo de no atender la emergencia ambiental, un vaso con agua sucia supuestamente proveniente de la presa Endhó y el chascarrillo de que con Lima los aspirantes “liman asperezas”.

Finalizado el primero de los tres encuentros organizados por el IEEH, las cifras sobre la intención de voto no se moverán en cuanto a tendencias. ¿Quién se puede adjudicar la victoria del debate?

Gerardo Ávila
Gerardo Ávila
Fotoreportero de revista Acrópolis

Comments are closed.