Gobierno del estado no pidió permiso para colocar lonas en Plaza Juárez, asegura alcaldía.
11 septiembre, 2019
No fue asalto, sino ataque directo contra diputada suplente de Morena.
11 septiembre, 2019
Mostrar todo

Ágora Política | Pasos lentos a la transformación social.

  • Moctezuma Aranda, ayuda o descortesía
  • Las Iglesia Católica en la peor crisis de su existencia
  • Mireles y las frases “desafortunadas”
  • Violencia sigue tiñendo de rojo al país
  • Calentamiento global, ¿una broma?

En el Informe de Yolanda Tellería Beltrán, andaba en el equipo de “ayundatía”, un muy activo Jorge Moctezuma Aranda, quien no estuvo ni un minuto escuchando lo que Tellería decía dentro del auditorio Gota de Plata. A estos niveles puede considerarse esto como un acto de descortesía total de parte él y todos los demás panistas que deberían haber ocupado una silla en el recinto y no apoyando con tareas externas.

——————

No hay día en que no aparezcan casos de pederastia, corrupción y toda clase de delitos de parte del clero católico. El internet ha sepultado a ese credo que vive la peor crisis de toda su historia y que para muchos, es algo positivo en función de todo el mal que le han hecho a la humanidad explotando la fe de un pueblo hambriento de justicia terrenal.

La contracara de esta crisis, es lo que ahora hace el catolicismo en países de África, lugar a dónde han buscado nuevos nichos mientras en Europa y muchos lugares de América, las iglesias han comenzado a vaciarse. El adagio que dice, entre más conocimientos menos prejuicios, ha comenzado a hacerse efectivo desde hace por lo menos dos décadas.

—————

José Manuel Mireles, ex líder de las autodefensas en Michoacán y actual subdelegado del ISSSTE en aquella entidad, ha llenado los espacios de la prensa sensacionalista con sus declaraciones, que efectivamente, han sido misóginas, llenas de sexismo y hedor patriarcal, que efectivamente, merecen, no un arrepentimiento, sino un replanteamiento de los mismos objetivos de la 4T pues son más de uno los funcionarios que han incurrido en estos lapsus.

Para empezar, Mireles no debería estar en un lugar así. Quizá un poco por su formación como médico y por su edad podría ser, pero más bien su capacidad le daba para colaborar en el diseño de estrategias de seguridad luego de haber encabezado con éxito las autodefensas y ganarle espacio a los grupos del crimen organizado.

—————-

El país sigue hundido en una espiral de violencia y sangre que ha convertido nuevamente algunos estados en tierra de nadie. Diariamente se está rebasando la cifra de 100 muertos imputados a esta lucha entre cárteles de la droga, el choque con policías y militares y daños a la población que Calderón bautizó como “colaterales”.

Este repunte ha servido para algunos desde su trinchera derechista, para señalar al ocupante de Palacio Nacional de ser el responsable y no pacificar el país como lo prometió en campaña con su lema “abrazos, no balazos” y que ha servido hasta para que dos que tres hagan mofa.

Por otro lado, la versión oficial es que no se puede acabar tan fácilmente con este problema que permitieron y auspiciaron  los gobiernos tricolores y azules y que es un proceso gradual. Siendo parte del cochinero, la paz se construirá, bajo esta lógica, algo lento que quizá pueda demorar un par de años más.

—————

El problema del calentamiento global y sus efectos en todo el globo siguen siendo parte de casi un mito  en Estados Unidos gracias a su propio presidente, Donald Trump, quien representando los intereses de las voraces empresas, lo remite a una cuestión inexistente y es totalmente comprensible.

En el Reino Unido, un reciente estudio demuestra que un 30 por ciento de la población piensa lo mismo, complicando una solución global que pueda incluirnos a todos pues mientras se hacen políticas en ese sentido, hay muchos dispuestos a no llevarlas a cabo.

En México ni que decir, hay poca conciencia social y gobiernos totalmente ajenos a ello. La ecología no es parte de la agenda pública y todo se remite a la vieja burocracia y sus métodos arcaicos de hacer las cosas y simplemente gobernar, sobre todo a nivel estatal, desde una oficina y con la misma demagogia de siempre.

 

 

 

 

Comments are closed.