Empresarios y banca comercial se vinculan para reactivar economía
31 agosto, 2020
Emiten alerta para Hidalgo por robo de cilindro con gas cloro altamente tóxico
31 agosto, 2020
Mostrar todo

Detienen a Gerardo Sosa Castelán por presunto lavado de dinero

  • podría ser extraditado a USA, por una investigación conjunta entre la UIF y la DEA
  • Los delitos son peculado, lavado de dinero y defraudación fiscal mediante la UAEH

 

Por su presunta responsabilidad en el blanqueo de 250 millones de dólares a través de una red de lavado de dinero vinculada a un grupo de la delicia organizada en México, esta mañana Gerardo Sosa Castelán fue detenido en la Ciudad de México.

 

La detención se llevó a cabo a la mañana de este lunes en la Ciudad de México por elementos de la Marina y la FGR, en cumplimiento a un mandato judicial derivado de una investigación por presunto lavado de dinero que inició la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en 2019.

 

Además, se presume que Sosa Castelán podría ser extraditado a la Unión Americana, dado que su detención es producto de una investigación conjunta entre la UIF y la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) quienes lo investigan por sus presuntos vínculos con un grupo de la delincuencia organizada en México.

 

De acuerdo a fuentes federales, la UIF presentó tres denuncias en contra de Gerardo Sosa Castelán, por peculado, lavado de dinero y defraudación fiscal, toda vez que se le vincula con una red de empresas para blanquear recursos a través de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

 

La investigación inició en febrero de 2019 luego de que la dependencia encabezada por Santiago Nieto Castillo, bloqueara seis cuentas bancarias pertenecientes a la UAEH tras detectar transferencias bancarias por 151 millones de dólares provenientes de Suiza en cuentas localizadas en 22 países.

 

Posteriormente, Nieto Castillo informó que el bloqueo de cuentas se realizó en respuesta a una solicitud de la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) dado que la UAEH era investigada por sus posibles vínculos con una red de lavado de dinero de un grupo de la delincuencia organizada con operaciones en México.

 

A 18 meses de iniciada la investigación, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) no ha podido comprobar la procedencia de los 151 millones de dólares que le fueron congelados y se mantienen bloqueadas las cuentas del rector y el ex rector, Adolfo Pontigo Loyola y Humberto Augusto Verás Godoy, así como las cuentas del periódico El Independiente y la empresa UAEH UNI comercializadora.

 

También se mantienen bloqueadas las cuentas particulares de Gerardo Sosa Castelán, a quien la UIF apunta como principal operador de los malos manejos financieros que realizó al amparo de la institución educativa como responsable del manejo de los recursos universitarios en su calidad de Presidente de Patronato Universitario de la UAEH.

Comments are closed.