Comercio local en agonía por pandemia
29 enero, 2021
En pandemia: Chimalhuacán, ejemplo de humanismo y responsabilidad
1 febrero, 2021
Mostrar todo

La autonomía municipal, contribuiría a mejorar el medio ambiente

Los ayuntamientos, representan gobiernos autónomos, con capacidad de decidir en torno a su jurisdicción y la Ley de Protección al Ambiente, dice que los ayuntamientos son responsables de la biodiversidad de su zona, explicó Marco Antonio Moreno Gaytan, presidente de la Sociedad Ecologista Hidalguense.

El ambientalista, afirmó en entrevista que la mejor forma para defender, rescatar y luchar por el medio ambiente, es que los municipios logren su autonomía con el fin de actuar en beneficio de su población, de su ambiente y de su economía.

Sin embargo, observó que, en Hidalgo, no hay tal autonomía, pues cada uno de los ayuntamientos en su afán de colaborar con el Gobierno Estatal, se muestran serviles y disponibles a lo que el Poder Ejecutivo de la entidad establezca.

“Las licitaciones que ha hecho el Gobierno del Estado en materia económica, no han sido consensadas con los municipios, y esto se vio claramente en el Llano de Apan, donde se invitó a Grupo Modelo a fabricar cerveza poniendo en riesgo el único acuífero que no se había explotado y para dicha acción no se consensó al municipio”.

Por lo que mencionó que, como Sociedad Ecologista, promueven la autonomía de los ayuntamientos y sean ellos quienes encabecen este tipo de acciones, reforzando su economía y cuidando sus recursos naturales.

En este sentido, la SEH, ha demandado que los municipios enfrenten los problemas ambientales de sus regiones de forma directa, por ejemplo, en el caso de Tula, donde la contaminación ha sido responsable de diversas enfermedades.

“En este caso, el Ayuntamiento, debería ser quien colabore con la autoridad Estatal y Federal para determinar cuáles son las medidas que deberían desarrollarse en la zona y mitigar los impactos negativos, sería favorable que los municipios se asociaran, es decir que Tula, Atitalaquia, Tlaxcoapan y Atotonilco, trabajen en conjunto para tratar los problemas ambientales que les sean comunes” recomendó.

En esa medida, es como el ambientalista recomienda que deberían trabajar los ayuntamientos, “pero mientras se les siga dando a estos un tratamiento de simples autoridades administrativas, seguiremos viendo como los municipios siguen siendo negativamente impactados”.

Por el momento, la Sociedad Ecologista Hidalguense, precisó que buscan en conjunto con otras organizaciones ambientalistas y activistas afines al tema ambiental que estos cambios comiencen a verse en zonas como Pachuca, Tula y Huejutla.

En Tula, como se planteó anteriormente, el tema que resalta es la contaminación arraigada por la industria de la zona.

Mientras que, en Huejutla, lo ideal sería rescatar la selva baja y la selva media, pues derivado de la sobreexplotación forestal y la ampliación de fronteras agrícolas han desaparecido este tipo de selvas, que ambientalmente significaban una gran riqueza.

Mientras que, en la zona de Pachuca, en la actualidad ha habido un desarrollo urbano a gran escala que ha beneficiado al urbanismo, por encima de las áreas agrícolas o áreas verdes, según lo dijo el activista.

“Hemos devastando las pocas áreas verdes con el afán modernizador y a consecuencia de ello, en Pachuca, se tiene menos de 6 metros cuadrados para el esparcimiento de las personas que habitan la ciudad y aun así se siguen destruyendo pequeñas áreas, como camellones para poner enormes áreas de cemento” dijo.

Lo que apuntó que ha impedido que ellos, como ambientalistas, puedan garantizar la calidad ambiental y del aire, para los habitantes de Pachuca.

“Otro aspecto que nos gustaría promover en Pachuca y no se lo hemos planteado al Ayuntamiento es que los cerros que circundan la zona de Pachuca, sean declarados zona protegida, aprovechando la existencia de un decreto de 1937, que declara que todos estos cerros zona protectora forestal de la Ciudad de Pachuca”, refirió.

Mencionó que quisieran utilizar este decreto como punta de lanza para poder crear una zona de preservación, tomando en cuenta los servicios ambientales que prestan y la conservación de especies.

“El interés público, es el que queremos hacer prevalecer en esta zona, de tal forma que queremos que se salven las áreas naturales protegidas y los recursos naturales de cada zona antes mencionada” resolvió.

Para lo que enfatizó que se necesita a los presidentes municipales, que ellos se deslinden del Gobierno del Estado y decidan de manera autónoma, para que empiecen a caminar como gobiernos maduros, como administraciones autónomas y que sean capaces de tomar sus propias decisiones.

 

Comments are closed.