Ya apareció empresa que vendió sistema para voto biométrico al Congreso
25 julio, 2022
Vinculan a proceso a presunto asesino de mujeres comerciante en La Fayuca
25 julio, 2022
Mostrar todo

La importancia de la fiscalización en los procesos electorales

La conformación del sistema democrático mexicano centra la necesidad de fiscalización en los procesos electorales y en los participantes de los mismos, porque son entidades del máximo interés del Estado que realizan la primordial misión de mantener activo el sistema de participación democrático, bajo la utilización de recursos públicos.

El financiamiento que reciben los partidos políticos y candidatos independientes es la plataforma sobre la que se construye la equidad en los procesos electorales. Es así que el INE, entre sus atribuciones, tiene la facultad de revisar el origen, monto, destino y aplicación de tales recursos, para comprobar que sean utilizados de manera correcta y conforme a lo establecido por la normatividad. A ello se le denomina fiscalización.

En términos de lo establecido en el artículo 41 de la Constitución, los partidos políticos y candidatos independientes reciben una prerrogativa económica o financiamiento público. Asimismo, en términos del artículo 53 de la Ley General de Partidos Políticos, estos reciben financiamiento privado bajo la modalidad de aportaciones de militantes y simpatizantes, autofinanciamiento, incluso rendimientos financieros fondos y fideicomisos. Por esta dualidad de las entidades de interés público, el Estado Mexicano vigila su manejo correcto, preservación y existencia. De ahí la importancia de la fiscalización en los procesos electorales.

Que los participantes de los procesos electorales reciban un financiamiento mixto (público y privado) refuerza la necesidad de fiscalizar, no sólo el destino de los recursos, sino su mismo origen.

Esta fiscalización permite preservar la confianza ciudadana y, de alguna manera, garantizar que no existen intereses específicos que patrocinen, impongan o creen parcialidad en el desempeño del proceso electoral, una aspiración legítima, pero, de facto, difícil de lograr.

El INE y la fiscalización en los procesos electorales

El Instituto Nacional Electoral tiene dentro de sus atribuciones constitucionales y legales la facultad de revisar el origen, monto, destino y aplicación de los recursos, a efecto de comprobar que sean utilizados de manera correcta; es decir; para los fines que les fueron destinados conforme a la norma constitucional. Así el financiamiento de los partidos sólo puede ubicarse bajo tres rubros:

• Los gastos en actividades ordinarias, los cuales corresponden a salarios, rentas, gastos de estructura partidista y propaganda de carácter institucional, así como todos los necesarios para el sostenimiento y funcionamiento de sus actividades en el ámbito sectorial, distrital, municipal, estatal o nacional.

• Los gastos de proceso electoral, que realizan los partidos durante las precampañas y las campañas para difundir las propuestas de sus candidatos. Estos gastos incluyen la propaganda electoral, la publicidad, la realización de eventos públicos, anuncios y la producción de mensajes para radio y televisión, entre otros.

• Los gastos en actividades específicas, los cuales son relativos a la educación y capacitación para promover la participación política, los valores cívicos y el respeto a los derechos humanos. También se incluyen los referentes a la capacitación, promoción y el desarrollo del liderazgo político de las mujeres, rubro al cual los partidos deben destinar el 3 por ciento del total del financiamiento que reciben.

Para ayudar al trabajo y funciones del INE, se incluyen al Consejo General del INE, la Comisión de Fiscalización y la Unidad Técnica de Fiscalización, las cuales hacen uso de mecanismos similares a los de las autoridades fiscales: visitas de verificación, compulsas con terceros, fiscalización electrónica y monitoreo.

Fiscalización elecciones 2022

Derivado de la revisión de informes y gastos de campaña, la Unidad Técnica de Fiscalización del INE detectó mil 453 faltas o conductas irregulares, siendo las más reincidentes las siguientes: 

• De forma (493)

• Egreso no reportado (372)

• Eventos registrados extemporáneamente, de manera posterior o el mismo día de su celebración (95)

• Eventos registrados extemporáneamente, de manera previa a su celebración (67)

• Omisión de reportar operaciones en tiempo real durante el periodo normal (57)

• Omisión de reportar operaciones en tiempo real durante el periodo de ajuste (53)

• Egreso no comprobado (51)

• CFDI sin complemento (27)

Con base en estas y otras faltas, el pleno determinó sancionar a los partidos políticos y candidaturas independientes por un monto global de 70.5 millones de pesos.

Para el caso específico de Hidalgo, las sanciones fueron de un monto de 12 millones 711, 274.43 pesos.

La fiscalización electoral favorece la equidad, la transparencia y la rendición de cuentas en los procesos electorales, lo que fortalece la democracia.

*Alfredo Alcalá MontañoPromotor e impulsor de la realización de debates. Experto en materia electoral, con más de 20 años de trayectoria. Actualmente es consejero del IEEH.

Comments are closed.