El cine sigue siendo virgen: Agüero
24 febrero, 2017
El viaje sensorial de “La Tierra aún se mueve”
27 febrero, 2017
Mostrar todo

Y el Oscar es para…

Este domingo en punto de las 8 de la noche el Dolby Theater en Los Ángeles, California, será testigo una vez más de quienes obtendrán la codiciada estatuilla a lo mejor del cine.
La favorita a vencer es el musical La la land, cinta con una narrativa simple que raya en lo predecible, una buena dirección por parte de Chazelle y una acertada dirección artística.
Con 14 nominaciones esta historia de amor musicalizada por el jazz tiene prácticamente en la bolsa: mejor canción, mejor banda sonora y mejor dirección para el joven Damian Chazelle, quien se convertirá en el director más joven en obtener el Oscar.
Del otro lado de la balanza tenemos al íntima y brutalmente realista Moonlight que con ocho nominaciones busca destrozar las quinielas de todos, la cinta de Barry Jenkins ya ganó el Globo de Oro a mejor cinta dramática, el Premio de la Crítica al mejor reparto, el SAG gracias a la interpretación de Mahershala Ali y el Premio Nacional de la Crítica a la mejor película.
En cuanto a actuaciones todo está cantando para que Viola Davis y Mahershala Ali se lleven el Oscar por actuación secundaria, mientras que Cassey Affleck con su primera nominación, se levantará con el codiciado premio por actor principal sobre un Ryan Gosling inexpresivo.
Sin embargo, en actriz protagónica el duelo está entre la veterana Isabelle Huppert, quien enamoró a la prensa extranjera de Hollywood por su papel en Elle, donde la ambición, la sensualidad, el empoderamiento y la frialdad de su personaje llega a un Hollywood que nunca ha abordado este tipo de personajes femeninos en el cine, y Emma Stone por su papel en La la land, donde aborda el cliché del cine, una actriz novata que trabaja de mesera y busca convertirse en una gran actriz de Hollywood, el papel más retratado de todos.
Al final la Academia decidirá quién se llevará los premios, tal vez podría haber sorpresas como el año pasado con Spotlight, que obtuvo el Oscar a la mejor película cuando todos apostaban por The Revenant, lo que es un hecho es que la calidad de las cintas nominadas en las categorías nos demuestran la pluralidad étnica, religiosa, lingüística y cultural en un momento que la diversidad quiere ser callada a la fuerza.

Comments are closed.