Trastorno del espectro autista: viaje a un mundo propio
17 abril, 2017
Cómo entender a México con un par de novelas
17 abril, 2017
Mostrar todo

Renace con yoga

Primavera es la época en la que la diosa Perséfone vuelve a la superficie para florecer la tierra con tapices multicolores y frescos frutos que nutren a la humanidad, por lo cual Atenea te recomienda las siguientes posturas de yoga para limpiar tu interior y renacer del crudo invierno.

1. Vrksasana o el árbol:
Ponte de pie con los pies separados al ancho de tus caderas y junta las palmas de las manos delante del pecho. Lleva el peso del cuerpo sobre la pierna derecha bien estirada y lentamente levanta el pie izquierdo del suelo, deslizándolo hacia arriba por la cara interna de la pierna derecha. Apoya la planta del pie a la altura de la rodilla y levanta los brazos por encima de la cabeza bien estirados. Mantén la postura un minuto y después repite con la otra pierna.
2. Dhanurasana o postura del arco:
Túmbate boca a bajo en el suelo con los brazos junto al tronco y la frente apoyada en el suelo. Inhala y dobla las piernas hacia atrás y sujeta firmemente los tobillos con las manos. Puedes sujetar los pies si te resulta difícil sujetar los tobillos y levanta al mismo tiempo la cabeza, pecho y muslos del suelo. Respira profundamente. Aguanta 20 segundos y exhala para soltar las piernas y descansa las extremidades y el cuerpo en el suelo.
3. Virabhadrasana o postura del guerrero:
De pie salta o da un paso lateral para separar los pies un metro. Inhala y levanta los brazos a la altura de los hombros con las palmas hacia abajo. Gira el pie izquierdo 90 grados, y el derecho unos 60 grados, a la izquierda. Al exhalar, dobla la rodilla izquierda hasta formar un ángulo de 90 grados con respecto al suelo.
Inhala mientras levantas los brazos por encima de la cabeza y presiona las palmas en posición de oración. Gira las caderas, pecho y cara al lado izquierdo, baja la pelvis por 30 segundos y respira.
4. Baddha Konasana o la mariposa:
Siéntate uniendo las dos plantas de tus pies, con la espalda recta, respira y exhala lento por nariz.

Comments are closed.