¿Hombres padres u hombres «padres»?
31 mayo, 2017
Maribel, esperanza de Zacualpan
31 mayo, 2017
Mostrar todo

Mi derecho a no ser madre

Mayo es un mes dividido por una dualidad, como casi todo en la vida: el día 10 miles de mexicanos festejamos a nuestras madres, aquellos seres inmaculados que deben dar la vida por nosotros, por el simple hecho de albergarnos en sus vientres, milagros divinos desde la época que Jesucristo bajó del cielo gracias a María, ejemplo de muchas madres.
Por otro lado, un 11 de mayo de 1960 Estados unidos puso en venta por primera vez la píldora anticonceptiva que inhibiría la fertilidad femenina, la cual trajo consigo no solo la posibilidad de prevenir embarazos indeseados, también creó una revolución sexual que nos permitiría vivir nuestra vida íntima como decidiéramos.
Desde entonces y aunque falta mucho camino por recorrer, las mujeres gozamos de una liberación cada vez más contundente, al grado de terminar con estereotipos como el ser madres. Cada vez, más mujeres optamos por nuestro derecho a no querer hijos, vivir en libertad sin “cumplir con nuestro rol en este mundo”.
Si sigues con dudas, aquí las ventajas que implica renunciar a los pañales y mamilas:

• Crecimiento personal. En todos los sentidos, sin hijos hay más tiempo para conseguir el trabajo de tus sueños, seguir estudiando, viajar y hacer las actividades que más te gustan para sentirte mejor contigo misma. Claro, es válido que algunas mujeres deseen hijos para completar sus sueños.
• Vida íntima. Muchas parejas dejan de lado su vida como novios cuando los hijos llegan, pues se convierten en prioridad, sin embargo, aquellos que deciden no tenerlos pueden conocerse mejor y saber qué desean en la relación, lo que se traduce en más complicidad y felicidad, además de continuar experimentando su vida sexual como más les plazca.
• Ingresos. Es una realidad que tener hijos significa invertir un gasto económico importante en ellos, desde su nacimiento hasta su ingreso a la universidad o incluso más allá. Sin hijos, tu situación monetaria es más holgada.
• Desarrollo social. Y no lo digo como política gubernamental, el planeta vive una crisis importante de sobrepoblación y entre más seres humanos lo habiten la cantidad de problemas ecológicos, sociales, políticos y demás índoles crece. ¿Tus padres te han aconsejado que para ser una buena madre debes pensar en tus hijos primero? Eso implica pensar en ellos incluso antes de tenerlos.

Comments are closed.