Delegación de Olimpiadas Especiales competirá en juegos de invierno
7 marzo, 2017
¿Proteger o criminalizar a la infancia? Seguridad en las escuelas de Hidalgo
8 marzo, 2017
Mostrar todo

Mes de la Mujer: ¿algo qué celebrar?

Desde 2013, año en que fue tipificado el feminicidio en Hidalgo, Seiinac registra 80 delitos que entran en la categoría, mientras las autoridades no han sabido implementar estrategias de seguridad y programas de prevención, aseguran expertos.

A partir de la tipificación del feminicidio en Hidalgo, el 8 de marzo en 2013, la asociación civil Servicios de Inclusión Integral (Seiinac) contabiliza hasta febrero de este año 80 delitos que entrarían en esta categoría; en paralelo, la organización ciudadana Semáforo Rojo reconoce mil 211 violaciones desde el año citado hasta 2016. Ambos registros dentro del estado, ambos con tendencia creciente.
En tres años la cifra de feminicidios rozó la duplicación al aumentar en 94 por ciento: en 2013 acontecieron 17 para continuar con índice anual al alza y alcanzar 33 transgresiones durante 2016, acorde con información de Seiinac.
Dentro de lapso análogo, Semáforo Rojo externa que la violación (delito inherente y causal en la perpetración del feminicidio) franqueó las 417 denuncias en el año que fue categorizado el feminicidio dentro del Código de Procedimientos Penales de Hidalgo, a 445 para 2016.
Esta manifestación de acrecentamiento en el índice delictivo emana de un fenómeno multifactorial, como explicó para Grupo Acrópolis Rafael Castelán Martínez, coordinador de vinculación y fortalecimiento institucional de Seiinac.

Tres factores primordiales

La contribución, en cierta medida, de los medios informativos en la liberación de las mujeres incentiva la exigencia de sus derechos, pero “se encuentran con una pared: una pareja que está casada con un esquema machista y por supuesto recurre a la violencia para limitar el derecho de las mujeres”, expone Castelán Martínez.
Añade la ausencia de estrategias de seguridad y programas de prevención como pauta al aumento de feminicidios; refiere que el proyecto “no es amor, es violencia”, efectuado en la administración estatal anterior, “es el único que hemos visto que se ha difundido a todo el estado porque no tenía presupuesto”, y agrega que en el transcurso de este año no es visible una campaña amplia de prevención.
Suma el desconocimiento de cuerpos de seguridad sobre órdenes de protección, mecanismo defensivo para mujeres en peligro caracterizado por la inmediatez en su activación; ejemplifica la evasión policiaca para ingresar a un domicilio donde una mujer es violentada, ante el argumento que pudieran acusarlos de allanamiento, aunque “si está en peligro la vida de una mujer, perdón pero tiene que entrar la policía”.

Falta de sensibilización y recursos para erradicar violencia

Con la Casa de la Mujer Hidalguense, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y el Centro de Justicia para Mujeres existen labores cercanas y coordinadas con la Seiinac, comenta Rafael Castelán, sin embargo, este trabajo para atender, prevenir y erradicar la violencia hacia el sector resulta estéril al no ser extensible en el resto de dependencias gubernamentales.
“Falta preparación en enfoque de derechos humanos y en el caso de las mujeres, un enfoque de género; las dependencias o muchas autoridades aún lo desconocen, saben que lo deben incluir, que debe estar en sus discursos, pero no lo aterrizan en la práctica, no lo trabajan de manera coordinada.”
Este vacío es resolutivo mediante la disposición política de quienes mandatan las administraciones, “entendemos que hay un mérito de los funcionarios al ostentar su cargo, pero no entendemos que no tengan la sensibilidad de prepararse”.

El sexenio de la simulación

Para Elsa Ángeles Vera, directora investigadora y feminista independiente, la anterior administración estatal estuvo caracterizada “por empujar o permitir que empujáramos políticas públicas asociadas con el tema de las mujeres, pero nos quedamos en la simulación, porque se hicieron, se implementaron, pero no se concluyó el proceso para que tuvieran efectividad en la realidad”, reflexiona.
La tipificación del feminicidio como mecanismo de justicia de la violencia hacia las mujeres resulta incompleta sin “tener presupuesto con perspectiva de género, que significaba tener una fiscalía”; de ser efectivas las políticas y organismos institucionalizados en el sexenio anterior “ya hubiéramos disminuido de manera importante feminicidios, violaciones, acoso callejero, checa las cifras, nos quedamos en la simulación”.
Para disminuir y eliminar la violencia es indispensable “terminar de aterrizar, no basta un reglamento, son necesarios organismos que vigilen que realmente se cumpla, perfiles de personas al frente que manejen el tema, que estén sensibilizadas y a la altura para lo que se les exige y lo que marca la ley”.

Feminismo como vía ineludible

Durante la administración de Francisco Olvera, compartió la profesora investigadora Elvira Hernández Carballido, “vi buenas acciones, lo vi en el DIF y en el Instituto de las Mujeres, el interés, el apoyo, pero a veces nada más la consigna, también gente que te invitaba pero no tenía idea de lo que se estaba hablando, no había compromiso”.
Aunque la erradicación de la violencia no corresponde en exclusiva al Estado, es necesario, plantea, una educación de género, auténtica sensibilización y la genuina unión de las mujeres, acción compleja ya que “traemos una tradición muy patriarcal donde no nos identificamos fácilmente como aliadas, las mujeres estamos muy educadas para vernos competir, para diferenciarnos, entonces es difícil hacer un frente”.
Sin embargo, en Hidalgo, estado que registra siete feminicidios en los dos primeros meses de 2017, es posible, “lo estamos intentando, tratar de hacer un lado tus diferencias, de hacer un lado tus ansias de competencias y de envidia latente, pudiéramos ir en un solo bloque”, si bien complejo no es imposible, “hay veces que se ha logrado”.

Feminicidios contabilizados por la Seiinac

2013: 17
2014: 23
2015: 32
2016: 33
2017 (febrero): 7

Semáforo Delictivo, violaciones
2012: 232
2013: 417
2014: 439
2015: 345
2016: 445

Comments are closed.