Hidalgo y Veracruz, los que más agricultores aportan a Coahuila
19 febrero, 2018
Cuando el ejército mexicano disparó a los pobladores en Ostula
19 febrero, 2018
Mostrar todo

Las 10 peores masacres y matanzas en México cometidas por militares

Por Luis Alberto Guevara Mendoza

En esta ocasión te presentamos las 10 peores masacres y matanzas que se han llevado a cabo en México desde el siglo XX, donde el gobierno ha sido el principal monstruo en llenarse las manos de sangre, con ayuda de las fuerzas castrenses.

1.- Cananea, Sonora, 1906.- En 1906, surgió la primera huelga laboral en México, siendo precursora de la revolución mexicana, pero lamentablemente, dejó 23 muertos y cerca de veinticinco heridos. Todo comenzó cuando los trabajadores de la mina pararon labores para exigir un salario mínimo de 5 pesos y una jornada de 8 horas, al igual que sus colegas norteamericanos que sí tenían esos privilegios. Fueron los mismos trabajadores gringos quienes se tomaron represalias de los huelguistas, pues en una de las manifestaciones, tomaron las armas y abrieron fuego contra los trabajadores mexicanos, quienes respondieron la agresión. Esto provocó que los Estados Unidos mandara a un grupo paramilitar llamado “Rangers” con complicidad del gobierno del estado y del porfirista para sofocar la situación. A los pocos días, todo volvió a la normalidad.

2.- Guerrero 1960.- Guerrero lamento la muerte de más de 20 estudiantes, que intentaban el derrocar al general Raúl Caballero Aburto, Gobernador del estado. Los estudiantes murieron después de que el general utilizará al ejército federal para callar la protesta de los inconformes, protesta realizada Chilpancingo.

3.- Ciudad de México, 1968.- Esta es una de las fechas más recordadas en el país por la prepotencia y sanguinario carácter del gobierno a cargo de Gustavo Díaz Ordaz. Decenas de estudiantes de distintas universidades se manifestaron en la plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, con la intención de llamar la atención de los medios internacionales, cuyas cámaras se encontraban enfocadas en México debido a la organización de los Juegos Olímpicos.

Los estudiantes pretendían evidenciar la mala calidad del sistema educativo en México. Eran ya 146 días de protesta cuando el Ejército atacó de forma definitiva a los estudiantes, la cifra oficial fue de 20 muertos, pero las investigaciones posteriores sumaron poco más de 200, pero las cifra real no se ha determinado aún. Los Juegos Olímpicos se desarrollaron con éxito, ocultando los ríos de sangre de la noche del 2 de octubre de 1968.

4.- Ciudad de México, 1971, ‘El Halconazo’.- No conformes con lo sucedido 3 años antes, 120 muertos fue el número oficial de los estudiantes muertos durante la matanza del Jueves de Corpus durante el mandato de Luis Echeverría. Los estudiantes fueron atacados por los llamados ‘Halcones’, una división del ejército. Los estudiantes apoyaban a sus compañeros de Monterrey que también denunciaban mala calidad del sistema educativo y corrupción.

5.- Aguas Blancas, Guerrero, 1995 .- La Masacre de Aguas Blancas fue un crimen de Estado cometido por la policía del estado de Guerrero y planeada por el entonces Gobernador del estado, Rubén Figueroa Alcocer. Agentes del agrupamiento motorizado de la policía guerrerense dispararon en contra de un grupo de miembros de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS) que se dirigían a un mitin político que demandaba la liberación de Gilberto Romero Vázquez, desaparecido un mes anterior, lo que resultó en 17 campesinos muertos y 21 heridos.

6.- Acteal, Chiapas, 1997.- 45 indígenas tzotziles fueron asesinados mientras oraban en una iglesia. De las víctimas, 16 eran niños, niñas y adolescentes; 20 eran mujeres, de la cuales, 7 estaban embarazadas, y nueve hombres adultos. Los responsables directos de la masacre fueron grupos paramilitares opuestos al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que habría buscado desarticular dicha organización luego de los levantamientos armados del ejército zapatista, que reclamaba el olvido de los indígenas y el mal gobierno del PRI. El gobierno mexicano al mando de Zedillo, calificó tal situación como un “conflicto étnico”.

7.-San Fernando, Tamaulipas, 2010.- La masacre de San Fernando, fue un crimen cometido supuestamente por Los Zetas entre el 22 y 23 de agosto de 2010 donde fueron ejecutados 72 personas, de la cuales 58 eran hombres y 14 mujeres. En su mayoría eran inmigrantes provenientes de Centro y Sudamérica.

8.- San Fernando, Tamaulipas, 2011.- En esta segunda masacre de San Fernando, fueron encontradas 193 personas asesinadas masivamente en fosas clandestinas en 2011. Sin embargo, la activista Isabel Miranda de Wallace ha dicho en varias ocasiones que en realidad, fueron más de 500 personas las que fueron ejecutadas, pero que el gobierno de Tamaulipas ha impedido por todos los medios, que esa información salga a la luz. Los crímenes fueron nuevamente achacados a los zetas. La mayoría de los asesinados, fueron inmigrantes.

9.- Tlataya, Estado de México, 2014.- La madrugada del 30 de junio de 2014, ocho militares mataron a sangre fría a 22 civiles, entre ellos dos adolescentes, que se habían rendido después de un enfrentamiento armado en el que habían muerto otras siete personas.

10.- Ayotzinapa, Guerrero 2014.- La noche del viernes 26 de septiembre de 2014, policías municipales de Iguala se llevaron vivos a estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa. Según las investigaciones, fueron policías municipales coludidos con el cártel Guerreros Unidos los responsables del ataque, lo que dejó un saldo de seis muertos, 25 heridos y 43 desaparecidos. La PGR imputa como autores intelectuales del caso a José Luis Abarca Velázquez, presidente municipal de Iguala, a su esposa María de los Ángeles, los únicos “malos del cuento” hasta el momento. Además, el ejército mexicano estuvo involucrado en tal atrocidad. El gobierno federal, por alguna razón, se ha empeñado en entorpecer las investigaciones y no ha querido llegar al fondo del asunto.

A pesar de que, en muchos casos, estos asesinatos en masa quedaron impunes, aún son muchos los mexicanos que prefieren no olvidar y seguir reclamando justicia para acabar con el clima de inseguridad que vive el país.

(Tomado de ENT)

Comments are closed.