Cultura en Hidalgo a la espera
19 diciembre, 2016
Ágora
19 diciembre, 2016
Mostrar todo

La disfuncionalidad en el Hospital del Valle de Tulancingo

Tras 10 meses de ser inaugurado, ocho años de permanecer en construcción y cambio de directiva en julio de este año, el nuevo Hospital General del Valle de Tulancingo (HGVT) localizado en predio del municipio Santiago Tulantepec, exhibe fachada e infraestructura moderna, sin embargo, la plantilla médica y auxiliar aún es insuficiente, hay áreas disfuncionales y falta de equipo.
La planeación y construcción (iniciada en 2008) perduró dos administraciones estatales y dos federales, aunque a partir de este año inició el traslado de equipo del Hospital de Tulancingo (aledaño al centro de este municipio) a su actual ubicación; esto originó urgencia en la adquisición de equipamiento para nuevas áreas y, en algunas, debió solicitarse “prestado”, por lo que ahora el hospital aún se mantiene incompleto.

Un gasto triplicado

El 12 de febrero de 2008, durante la presidencia de Felipe Calderón Hinojosa, el entonces gobernador de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong colocó la primera piedra del HGTV, anunciando que la inversión para erigir este hospital sería de 260 millones de pesos; hasta el 28 de marzo de este año, Francisco Olvera Ruiz, exgobernador del estado, presidió junto el actual jefe del Ejecutivo federal Enrique Peña Nieto, el acto inaugural del hospital, durante el cual mencionó:
“Esta instalación se había convertido en una necesidad. Sin embargo, se inició su construcción bajo la visión de Miguel Ángel Osorio Chong, pero en su momento, el gobierno de la República que a él le tocó convivir, no dio los recursos oportunos ni de manera adecuada. Fue hasta la presente administración que encabeza Enrique Peña Nieto que los recursos se combinaron tanto de la Secretaría de Salud Federal como de Hacienda. Y, hoy, este hospital tiene una inversión de más de 800 millones de pesos entre la obra y el equipamiento”.

Inaugurar con ilusiones

En entrevista para Acrópolis, personal del HGTV que optó por el anonimato, declaró que en el evento inaugural fue necesario “pedir prestado” al Hospital de Pachuca equipo para el área de choque y una unidad médica portátil, mismo que fue devuelto tras la visita de Enrique Peña Nieto.
Durante el inicio del Congreso Estatal de Mujeres Industriales en el Centro Cultural El Reloj, el 17 de noviembre, el ahora gobernador Omar Fayad Meneses comentó su visita sorpresa (14 de noviembre) al Hospital General de Tulancingo: “me quedé en shock al ver el área de shock”, puesto que “el aparato solo lo llevaron para la inauguración”.
Arsenio Torres Delgado, director general del centro hospitalario, en entrevista para Acrópolis mencionó que existen tres áreas de choque, “una de metabólicos y otras en la entrada por donde son las ambulancias, (en estas) faltaban aditamentos los cuales ya están cubiertos”.

Más de un millar de mastografías faltantes

Trabajadores que dialogaron con este medio refirieron que desde la inauguración del hospital hasta la visita del gobernador no funcionaba el mastógrafo, a razón de una incapacidad en su operación o “falta de piezas”; al cuestionar sobre personal técnico que debería estar al cargo de este equipo y su reparación, los entrevistados respondieron encogiéndose de hombros.
“Traíamos rezago de mil 600 mastografías. Mandé a los ingenieros que vayan ver el tema de le telemedicina porque hay cosas muy bonitas que no sirven”, mencionó Fayad Meneses en su discurso del 17 de noviembre.
Sobre este atraso de estudios, Torres Delgado dijo que “los pacientes que tienen seguimiento y factores de riesgo se está pidiendo apoyo a la Umed y en otro caso al Centro Oncológico Internacional de la Ciudad de México”, por lo que las mastografías rezagadas son realizadas.

Personal escaso

La mitad de enfermeras empleadas, luego que el nuevo hospital iniciara funciones ya no labora, además faltan médicos internistas para el turno especial, declararon empleados del hospital. Añadieron que el edificio presenta defectos graves a pesar de ser nuevo, como filtraciones de agua en el quirófano y drenaje insuficiente durante lluvias.
El 5 de diciembre, en el comienzo del primer Seminario sobre el Sistema Estatal Anticorrupción, el gobernador Omar Fayad explicó la necesidad de “equipar todos los hospitales, no solo con pastillas”, sino con el instrumentos idóneos, además “no se trata de levantar un hospital”, sino tener “personal y que sea capacitado”.
Cuestionado sobre la falta de trabajadores, el actual director dijo que “falta internista en la tarde y personal de enfermería para cubrir algunas áreas (como) hospitalización”.
Para culminar, Torres Delgado comentó que “a la población le cuesta un poquito más de trabajo (llegar), sin embargo, cuando llegan a la estructura que tiene el hospital están muy contentos en esa parte, hemos dado visitas en diferentes servicios, en urgencias están muy a gusto y en general con lo que es el hospital”.

Comments are closed.