De luto comunidades artísticas y en resistencia de Pachuca
7 marzo, 2018
Pese a Videgaray, Osorio Chong conseguiría pluri al senado
8 marzo, 2018
Mostrar todo

La balanza con la que los medios tratan la huelga de la UAEH, inclinada hacia Gobierno

Opinión por Sandra Uribe

Cumplidas las 72 horas del estallamiento de huelga en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, debido a la falta de acuerdos entre gobierno del Estado y las autoridades universitarias, el tratamiento mediático que se le ha dado al conflicto ha favorecido la mediatización de las posturas fijadas por la administración estatal.

A partir del día domingo que comenzó la huelga, los titulares de las noticias a través de los cuales se dio a conocer el conflicto a la ciudadanía privilegiaron las declaraciones de Simón Vargas y el comunicado en el que hacía un llamado a la concordia entre los sindicatos de la UAEH y la rectoría de la misma institución. Aquel día, Quadratín Hidalgo fue el único medio que abrió un espacio para dar a conocer las exigencias de los maestros y administrativos de la universidad, bajo la cabeza “Estas son las exigencias de los sindicatos para levantar la huelga”; el mismo día, el portal publicó la versión de Simón Vargas con el titular “Huelga afectaría la imagen de la UAEH, gobierno llama a resolver el conflicto”.

A partir del lunes 5 de marzo, los rotativos lograron que la noticia se tratara de los alumnos y personas de la sociedad civil que estaban siendo afectados por el cese de actividades académicas y no respecto a la solicitud de los trabajadores por tener mejores salarios y prestaciones. En el caso del portal Criterio Hidalgo, el titular para abordar el tema fue “Por la huelga, se quedan alumnos de la UAEH esperando clase”; en el portal AM HIDALGO dos cabezas hicieron referencia al mismo objeto: “A partir de hoy sin clases 45 mil alumnos de la UAEH” y “Huelga afecta al transporte público”, nota en la que se abrió el espacio para un portavoz de los 12 conductores de combi a quienes les suspendieron las rutas.

En el caso de Milenio Hidalgo, prefirieron tocar el tema a través de la opinión de sus colaboradores, “La huelga en la UAEH”, opinión de Eduardo Hernández, en la que hace referencia a la camarilla que gobierna la universidad desde hace 35 años, las afectaciones sociales y económicas de todos los grupos que viven en torno a la vida universitaria y también, respecto de la UAEH como instrumento político, sin tocar el tema de la evasión gubernamental o del llamado de los académicos por mejores condiciones laborales. El mismo portal de noticias, publicó el día 7 de marzo en su sección del Pájaro Carpintero que la UAEH y sus sindicatos podrían ser declarados en quiebra, debido a la inexistencia del “fondo de huelga” y a la negación de rectoría de subsanar el presupuesto faltante para resolver el conflicto, nuevamente sin hacer planteamiento alguno respecto al actuar gubernamental.

El Independiente Hidalgo, periódico oficial de la universidad, ha tenido un tratamiento reservado respecto al conflicto; el día lunes, sin embargo, se priorizaron las declaraciones de Simón Vargas bajo el titular “Gobierno niega desacuerdos con sindicatos de la UAEH”. El martes 6 de marzo, día en que Adolfo Pontigo Loyola, otorgó una conferencia de prensa, el rotativo público tres entradas al respecto, sin que las declaraciones del rector fueran publicadas hasta el día 7 de marzo, con el titular “Incumple gobierno con recursos extraordinarios: Pontigo Loyola”.

Respecto a la rueda de prensa de Pontigo Loyola, en donde señaló al Gobierno del estado de incumplir con las obligaciones que tiene con la institución, al sentenciar que la actual negociación obedece a la revisión contractual que se realiza cada dos años entre la universidad, el gobierno federal y el gobierno estatal; los diarios locales no publicaron ninguna cabeza que hiciera referencia a dichas declaraciones.

En el caso de los diarios nacionales, La Jornada citó en su cabeza de la nota que refirió a la rueda de prensa las declaraciones de Pontigo: “Culpan al gobierno de Fayad por huelga en la UAEH”; el diario El Universal, publicó la nota con la cabeza “UAEH en huelga por vales de despensa”, demeritando así, las peticiones de los trabajadores.

La tarde del 06 de marzo, Revista Acrópolis entrevistó a académicos y administrativos del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHU); ellos refirieron que de manera honesta se suman a la huelga y que se sienten conformes con el rol que están jugando en las negociaciones los sindicatos y la máxima autoridad universitaria. De acuerdo a sus declaraciones, el hecho de que la revisión contractual se realice cada dos años, impide que sus salarios correspondan a la realidad económica que se vive en el estado; los profesores piden un salario de 14 mil 78 pesos y en el caso de los vigilantes, que cuentan con los sueldos más bajos del tabulador, piden un incremento del 10% para ganar 2 mil 291 pesos, lo que ni siquiera representa el salario mínimo.

Al ser cuestionados respecto a la firmeza con la que se sostiene la petición de los vales de despensa, los académicos refirieron estar de acuerdo con ello; esto, debido a los incrementos en todos los productos de la canasta básica que aumentaron considerablemente desde su última revisión contractual. A pesar de que la posición de los sindicatos está respaldada por el grueso de la plantilla laboral de la UAEH y sus solicitudes obedecen a obtener mejores condiciones laborales, a través del legítimo derecho a huelga; los rotativos locales de mayor circulación en la entidad, han favorecido en la mediatización del conflicto las declaraciones y las posturas en favor de la administración encabezada por Omar Fayad.

Cualquiera que tenga memoria histórica respecto a la UAEH, sabrá que no son falsos los señalamientos respecto a que es una institución cooptada por un grupo que la ha vuelto su mayor instrumento político de supervivencia; que tanto los recursos, los docentes y los alumnos, han sido utilizados para alimentar egos y que probablemente desde el mando detrás del trono que sigue al frente de la universidad, se dicten ordenes respecto a la actual controversia. Sin embargo, el conflicto de huelga, incluye también, solicitudes de un grupo de trabajadores que busca mejorar sus condiciones y hasta ahora el tratamiento mediático en torno al tema, evidencia que cuando una de las partes en conflicto es el Gobernador, no existe una balanza equilibrada en la difusión de la información.

Comments are closed.