DESTACADA LABOR DE LA UTTT Y SUS ESTUDIANTES
2 febrero, 2015
ALUMNOS Y ACADÉMICOS DEL ITESM HIDALGO, PONDRÁN EN ALTO EL NOMBRE DEL ESTADO EN CONCURSO ORGANIZADO POR LA NASA Y LEGO
3 febrero, 2015
Mostrar todo

HUAPANGO: TRADICIÓN HUASTECA

Por Oscar Lazcano

Hablar del Huapango es adentrarse en lo más íntimo de nuestra Huasteca, es viajar hacia atrás en el tiempo y mirar entre los rincones más ocultos de nuestra identidad, ya que no es sólo un género musical autóctono dentro del folclore mexicano, sino una forma de vida, una mezcla de culturas y tradiciones que envuelve al indígena huasteco pero también al mestizo que es el resultado de la fusión de dos mundos.

Durante décadas, este son ha sido una forma de expresión tan pura y auténtica del arte mexicano y, por naturaleza uno de sus máximos exponentes.

Tendríamos que remontarnos a principios del siglo antepasado en que se proyectaba intensamente en el ámbito nacional la hermosa y pegajosa música de este género. El territorio huasteco comprende no sólo tres estados de la República como popularmente se supone, sino siete: Hidalgo, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Puebla, Veracruz, y con muy poca presencia en Nuevo León, cada uno, aplica un estilo propio y sello distintivo; tanto para bailar como para tocar, esta vasta región tiene en común la tradicional música huasteca aunque originalmente se refiere a un grupo indígena en particular con idioma propio que actualmente radica en un área muy reducida.

Huapango es un nombre que se deriva de la lengua náhuatl, para designar la tarima de madera sobre la cual bailan las parejas, los instrumentos con los que se toca son: el violín, instrumento de origen europeo; una pequeña guitarra de cinco cuerdas llamada jarana huasteca; y una guitarra de ocho cuerdas llamada 5ta. huapanguera. Se caracteriza además por los frecuentes pasajes vocales en falsete que acentúan el carácter apasionado y romántico de esta música que se deriva de los fandangos y seguidillas españolas, malagueñas y peteneras que empezaron a tomar un carácter netamente mexicano, abarca todos los ámbitos emotivos desde los más bravíos y alegres hasta los más nostálgicos y tiernos.

La Huasteca ha sido cuna de incontables interpretes que han aportado estilo y sentimiento a este género, mismos que han contribuido a difundirlo en México y en muchos países, entre los incontables interpretes que se han convertido en íconos, destacan, por citar algunos: el compositor Elpidio Ramírez, oriundo de Xoxocapa municipio de Ilamatlán, Veracruz. Del Estado de Hidalgo gente como: Nicandro Castillo y Los Rogacianos también llenaron con su música los hogares mexicanos.

En los últimos años han surgido nuevos tríos que poco a poco y a pesar de la decadencia cultural que ha sufrido el Huapango, han logrado introducirse en el gusto del público, gente que manifiesta un sentir de nacionalismo e identidad cultural como parte de su forma de vida.

Comments are closed.