Fiscalía de Tamaulipas reporta 18 muertos en acción de autobús proveniente de Huejutla
10 septiembre, 2022
Ayuntamiento de Huejutla instala Mesa de Atención a familiares de fallecidos en accidente de Tamaulipas
10 septiembre, 2022
Mostrar todo

En silla de ruedas, sin familia ni pensión, Arturo sobrevive de vender chácharas

A sus 68 años, Arturo Ortiz Aviña sobrevive de vender encendedores, matamoscas, cigarros, manos rascadoras y otros artículos en el Centro Histórico de Pachuca. Un accidente le arrebató a su familia y lo puso en una silla de ruedas en la que recorre el Reloj Monumental, la calle Guerrero hasta llegar a plaza Juárez.

Adulto mayor en situación de vulnerabilidad, el sexagenario relata a Acrópolis Noticias que vive en una oficina que le prestan los taxistas de la base de Venta Prieta, pues anteriormente se encontraban en situación de calle tras un accidente vial donde perdió a su familia. “Amablemente”, los operadores le permiten vivir ahí.

Ahora recorre el centro capitalino en busca de vender sus artículos y “sacar” para comer; sin embargo, dice que a veces se queda dormido y le roban lo poco que junta, incluso, ya le hurtaron su celular.

A veces me quedo dormido aquí en la calle, es que pues uno luego no come bien y ando débil y me quedo dormido, y ando todo el día tratando de vender, y pues en eso me roban lo poco de mis ventas; es más, hasta los mismos policías que andan por las calles de aquí ven y no dicen nada, o me caigo y ya en eso se me pierde lo poco que tengo”, afirma.

Arturo se dice “decepcionado” porque las autoridades desde el ámbito federal hasta el municipal prometieron apoyos para personas en su situación, pero él no ha podido obtener la pensión para adultos mayores o personas con discapacidad.

“Las autoridades no te ayudan en nada”, insiste.

Tampoco ha tenido suerte para recibir atención médica, pues ha acudido a centros de salud, donde le piden costear las consultas y medicamentos.

“Por ejemplo, ayer me tiro un carro y me safo el hueso del codo, de la muñeca y un dedo, pues claro que me duele, pero ni modo, no me queda más que aguantar porque no tengo dinero para ir al doctor”, sostiene.

Calles no aptas y sin pensión

Arturo también enfrentan las condiciones en la que encuentran las calles de Pachuca, “llenas de hoyos y baches”, que ponen en riesgo a quienes se encuentran en silla de ruedas; además, les dificultan el paso peatonal, pues no todas las rampas están a la par.

De esta situación, asegura que ya ha acudido a la presidencia municipal que encabeza Sergio Baños Rubio para solicitar que sean reparadas. Cómo única respuesta le han dicho que “es necesario ingresar un oficio”.

Pese a que rebasa los 65 años de edad y es persona con discapacidad, no cuenta con pensión de gobierno federal. No es los 35 mil beneficiarios en Hidalgo que, según el gobierno de la república, reciben subsidio por la misma condición de vulnerabilidad que el enfrenta.

Afirman que ha acudido en repetidas ocasiones a la delegación para los Programas del Bienestar en el estado y en todas ellas le han dicho que el proceso no está abierto.

Yo creo lo hacen para cansarnos, cada que voy tengo que pagar taxi de ida y luego de regreso, pues si con trabajo junto para comer, pues eso me conflictúa. Es más, ya no voy porque siempre es lo mismo”, agrega durante una breve pausa que hace a su recorrido en busca que alguien le compre.

Lamenta que por su edad y condición no lo quieren contratar “en ningún lado”, pero Arturo asegura no “perder la fe” en que la gente “o alguna buena autoridad” le apoyen.

En tanto, seguirá alojado con la caridad de los operadores de la base de Venta Prieta y recorriendo el centro de Pachuca en busca de subsistir con la venta de sus chácharas.

Comments are closed.