Patricia Menes: ejemplo del éxito emprendedor
19 abril, 2017
Sotero, cocina tradicional y moderna
19 abril, 2017
Mostrar todo

El agua y el poder sanador de la intención

El agua es el principal componente del cuerpo humano, representa 60 por ciento en promedio del peso corporal de una persona adulta y la encontramos distribuida en cada célula, dentro y fuera de ella.
Expertos señalan que el consumo adecuado del vital líquido no solo preserva la salud, sino que ayuda a curar muchas enfermedades, es buena conductora de electricidad e incluso, según algunos autores, como el doctor Masaru Emoto, puede almacenar diversa información.
Él afirma que el agua puede cambiar su estructura molecular al ser expuesta a palabras, emociones, pensamientos, imágenes e incluso, música.
Su investigación consiste en fotografiar los cristales de agua que se forman al haber sido expuestos a palabras, pensamientos, imágenes y música, observando que algunos formaban figuras hexagonales hermosas y complejas, mientras que otros quedaban incompletos o no podían formar nada.
Según sus conclusiones, cuando el agua se expone a pensamientos de paz, alegría, amor, armonía o felicidad, se impregna por su esencia y la refleja en los cristales.
El trabajo del doctor Emoto nos lleva a cuestionarnos el efecto que nuestros pensamientos, emociones y palabras tiene sobre nuestro cuerpo y salud.
Si bien no podemos reproducir el experimento completo en nuestra casa, podemos escribir en un papel alguna de las siguientes frases o todas, si prefieres: “soy salud”, “soy armonía”, “soy paz” y pegárselo al recipiente que contiene el agua que bebes, tómala durante algún tiempo y observa lo que pasa.

Comments are closed.