Celebra PT encuentro de autoridades petistas en Hidalgo
19 diciembre, 2016
La disfuncionalidad en el Hospital del Valle de Tulancingo
19 diciembre, 2016
Mostrar todo

Cultura en Hidalgo a la espera

El 4 de septiembre pasado el entonces gobernador electo de Hidalgo, Omar Fayad Meneses anunció el divorcio entre cultura y turismo; han pasado aproximadamente 100 días desde su toma de posesión y hasta ahora continúa la atmósfera de incertidumbre como consecuencia de la falta de un plan de trabajo claro que escuche a todas las voces del sector.
Además el ramo enfrenta el problema de siempre: cómo trabajar el próximo año con un presupuesto de 0.38 por ciento para el estado y una reducción a nivel federal de 35 por ciento.
Acrópolis entrevistó a miembros de la comunidad artística para conocer la situación que vive la entidad con el cambio de administración, las demandas que Omar Fayad deberá solventar y la viabilidad de una Secretaría de Cultura.

Creación o fortalecimiento

De acuerdo con Javier Arelyss, fundador de la Colectiva Gráfica Hidalguense, la opción más viable sería fortalecer el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo (Cecultah), “para ello se necesita escuchar a los miembros de la escena cultural y hacer llegar los recursos a los creadores y proyectos culturales, si esto no sucede como en sexenios anteriores y las autoridades intentan crear la Secretaría de Cultura a oídos sordos, desembocaría en un rotundo fracaso”.
Los promotores independientes ven en la creación de la dependencia dos vertientes: la primera y más probable es que se mantenga el presupuesto, pero que se quede en la institución y nunca baje hacia los creadores o que los recursos aumenten, expresó Ana Lledo Lavaniegos, actriz y directora de Ciartes y Sí.
Julio Romano Obregón, catedrático de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y periodista cultural, compartió las implicaciones de conformar la secretaría “cuando hablamos de mayores presupuestos debemos tener mucho cuidado en que se destinen a la promoción y formación cultural de artistas y público, así como evitar que exista un exceso de burocratización cultural”.

Un líder sensible y que dialogue

Después de la separación Fayad nombró a Olaf Hernández el enlace del despacho del gobernador para la creación de la política cultural en el estado, quien fue candidato para ocupar la Procuraduría General de Justicia en Hidalgo (PGJEH) y miembro del equipo de transición de la Secretaría de Agricultura.
Durante la clausura de las instalaciones del Cecultah como oposición a los recortes presupuestales, creadores expresaron su descontento con la posibilidad de que Olaf Hernández quede a cargo de la cultura en el estado.
“Si es un buen gestor da igual que sea abogado, si tienen capacidad de diálogo, si escucha y sabe gestionar recursos federales adelante, no necesariamente debe ser un artista”, sentenció Ana Lledo Lavaniegos.
Para Julio Romano, el titular de la secretaría debe ser alguien inmerso en los temas culturales, “que tome decisiones benéficas para los artistas, productores, promotores, creadores y audiencias, si ese presupuesto estará en manos de una persona que de un día para otro se le ocurre que la cultura está chida y es un improvisado, no redituará el crecimiento en el estado”.
Javier Arelyss declaró que debe ser una persona neutra, conciliadora y relacionado con el ámbito de la cultura, además dio como ejemplo al pintor Antonio Gritón, quien dirige la Casa de la Cultura San Rafael en la Ciudad de México.
Alberto Lara Enríquez, director artístico en Ciartes y Sí, expresó que la comunidad dialogará (quiera o no) con la persona que quede al frente del sector para exigirle un buen trabajo.
También pide que la persona que llegue a la secretaría o al consejo realice una “limpieza de equipo” para sacar aquellos funcionarios que impiden el avance en materia cultural, como Reynaldo Chavarría, subdirector de cinematografía en el estado, “quien impide la filmación y apoyo de cualquier proyecto audiovisual que no sean telenovelas”, situación que también el cineasta Gilberto Ríos denunció al periódico Plaza Juárez, a mediados de año.

Comments are closed.