No alcanzará la vida a los jóvenes para obtener una pensión digna
24 enero, 2018
Vende Hidalgo las placas más costosas de la Megalópolis
24 enero, 2018
Mostrar todo

Carlos Slim, el hombre más rico de Latam, vive entre 50 millones de pobres

Foto: OXFAM

Por Sandra Uribe

Oxfam es una organización no gubernamental con presencia en 94 países que busca poner fin a la pobreza y a la desigualdad que impera en el mundo y es que de acuerdo al informe presentado el día 23 de enero, del crecimiento económico mundial el 27% ha quedado concentrado en el 1% más rico de la población mientras que entre la mitad más pobre se repartió el 12%.

La organización señala que el caso de México es alarmante puesto que el ingreso del 5% más pobre de la población mexicana es igual al 2% de los más pobres en el mundo, además señalan que “las brechas entre ricos y pobres son tan marcadas que vive el hombre más rico de América Latina junto con más de 50 millones de pobres”, por lo que consideran que el modelo económico actual en México beneficia de manera exacerbada a las elites económicas y no está diseñado para proveer de una mejor calidad de vida al grueso de la población.

Oxfam ofrece un amplio panorama respecto a la pobreza y la desigualdad que colocan a México como uno de los 25 países en los que la brecha de clases es más marcada, pero además el informe ofrece una propuesta de cambio e identifica cinco elementos centrales a modificar para lograr la reducción de la desigualdad.

Corrupción. – De acuerdo a Forbes Staff el costo de la corrupción oscila entre el 2 y 10 por ciento del PIB, además el informe arroja que el 67% de la población considera que las leyes se respetan poco o nada y los niveles de confianza en los partidos políticos se sitúan por debajo del 20%. Oxfam señala que con la implementación de mecanismos innovadores de transparencia y el fortalecimiento de la ciudadanía, la corrupción podría eliminarse y a su vez el recurso invertirse en programas para combatir la pobreza.

Política Social. – El combate a la pobreza y la desigualdad han fracasado debido al modelo asistencialista mexicano mientras que las políticas sociales se han convertido en un paliativo de la pobreza, sin llegar a propiciar igualdad de oportunidades. Según el CONEVAL en 2016 el 55.8% de la población no tenía acceso a la seguridad social, Oxfam propone la implementación de programas sociales con enfoque de derechos universales, así como la evaluación de viabilidad de un piloto para la implementación del Ingreso Básico Universal.

Educación, salud e infraestructura. – La educación y la salud son medios de producción económica y de movilidad social. A pesar de que las cifras en cuanto acceso a estos servicios han mejorado la organización señala que el nivel de infraestructura en zonas marginales es casi nulo, por lo que propone un modelo de desarrollo regional para el sureste del país, así como la elevación de matrículas en preparatorias.

Mejorar el salario. – 7.5 millones de mexicanos reciben un salario mínimo que no alcanza para situarse en la línea de bienestar, sin embargo, de 2015 a 2016 el número de personas que reciben un salario mínimo creció casi un millón, mientras que el número de trabajadores con sueldos más altos se redujo a menos de 3 mil millones. Oxfam propone elevar el salario mínimo, fortalecer esquemas de asociación sindical y fortalecer el capital humano.

Política Fiscal. – El informe señala que el sistema recaudatorio en México no tiene un impacto significativo en la redistribución del ingreso. La tasa de impuestos que se cobra al 10% más rico de la población es aún insuficiente y existen mecanismos que permiten a lo más privilegiados la reducción de impuestos. La organización propone mejorar el sistema tributario mediante el restablecimiento a los impuestos a la herencia, reformar el impuesto predial y cobrar mayores impuestos a instrumentos de renta fija y variable en el mercado de capital

Oxfam realizó una encuesta vía internet para determinar cuál es la percepción de los mexicanos respecto a la desigualdad y la pobreza. Los resultados muestran que las personas muestran una conciencia relativa respecto a los altos niveles de desigualdad que existen en México.

94% de los encuestados considera que las diferencias entre ricos y pobres son muy grandes; 70% de ellos considera que las causas de la pobreza no dependen directamente del individuo, sin embargo, el 65% considera que la riqueza se debe a factores injustos como el poder, la corrupción y un circulo privilegiado de contactos. 9 de cada diez encuestados consideran que trabajar duro no garantiza la riqueza.

Los resultados muestran una tendencia subestimar la desigualdad puesto que solo el 68% de la muestra dijo que preferiría una sociedad en la que la distribución de la riqueza fuera similar entre distintos grupos, aun cundo el 50% considero que al día de hoy considero que las diferencias entre ricos y pobres son extremadamente desiguales.

Solo 6 de cada 10 personas entrevistadas apoyan incrementar los impuestos al 1% más rico de los mexicanos, sin embargo 9 de cada 10 consideró urgente reducir los niveles de desigualdad. Aunque el 68% dijo que era responsabilidad del gobierno reducir está brecha, existe una tendencia generalizada respecto a que la población confiaría más en grupos de sociedad civil para apoyar en la erradicación de la pobreza.

Comments are closed.