Sonia Ocampo busca perpetuarse en el SNTSA
8 febrero, 2018
Tratando la ansiedad de los niños
9 febrero, 2018
Mostrar todo

Aumentan en Apan muertos por hambre mientras alcaldesa es señalada por derroche

Imagen: Propiedad de internet

Por Emmanuel Ameth

Mientras María Antonieta Ángeles Anaya Ortega, alcaldesa de Apan, se ha vuelto involucrada en diversos escándalos debido a la frivolidad con la que se conduce, el municipio que representa aprecia un deterioro en las condiciones sociales, al grado de que el número de muertes a causa de hambre se ha duplicado en los últimos diez años y tiende al alza.

Los datos sobre la pobreza de Apan

De acuerdo con las cifras del Consejo Nacional para la Evaluación de la Pobreza (Coneval), en Apan solamente el 14% de la población no es pobre multidimensional ni tampoco es vulnerable con motivo de sus carencias. Lo anterior no quiere decir que dicho porcentaje de personas viva en la prosperidad, sino que es el porcentaje de la población que cubre sus necesidades mínimas necesarias para poder subsistir de una forma digna según criterios internacionales.

Así, de los poco más de 43 mil habitantes que hay en el municipio, alrededor de 20 mil 500 viven en condiciones de pobreza, de los cuales, al menos 1 mil 500 de ellos viven en condiciones de pobreza extrema.

Por ello, el número de personas con ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo (que cubre las necesidades mínimas básicas para la subsistencia) alcanza los 8 mil 58, siendo vulnerables a problemas de salud derivadas del hambre.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que la pobreza también cobra vidas y lo hace de forma crónica (se necesita de semanas a meses de desnutrición y/o de alimentación insuficiente para perder la vida). En el caso de Apan, mientras en el periodo comprendido entre 2007 y 2010 hubo 7 decesos a causa de falta de nutrición, para el periodo comprendido entre 2014 y 2016 los casos ascendieron a 16, mostrando además una tendencia al alza, según se aprecia en los datos del propio organismo.

Los escándalos de Anaya Ortega

Anaya Ortega ‘saltó a la fama’ el año pasado luego de que sin consenso del cabildo, decidiera incrementar su sueldo de 44 a más de 80 mil pesos mensuales, superando incluso, la percepción bruta del gobernador; los aumentos también beneficiaron a sus más cercanos de la nómina municipal aunque luego del escándalo provocado, rectificó a mitad de año.

“Desmentimos que este Ayuntamiento 2016-2020, le haya autorizado un sueldo mensual de más de 80 mil pesos, como lo han manifestado en redes sociales y demás medios de comunicación”, declararon los 12 regidores de su demarcación sobre el escándalo, y aunque la alcaldesa dijo que había vuelto a tener sus ingresos anteriores de 44 mil mensuales, cabildo comunicó que “el sueldo autorizado para la presidente municipal fue de 52 mil 500 pesos mensuales”.

El episodio provocó que el diputado de su mismo partido, Luis Baños Gómez, señalara que “hace pasar vergüenza” a Acción Nacional.

No menos impacto tuvo el escándalo de su hijo Cristian Mendoza Anaya, mismo que en redes sociales presumía de la adquisición de un auto con valor cercano al medio millón de pesos; los ingresos de ambos no corresponden con los obtenidos en sus cargos actuales y si bien Anaya Ortega declaró que contaba con patrimonio ‘heredado’, el mismo no puede consultarse pues precisamente en la información de transparencia del municipio, omitió presentar su declaración patrimonial, a diferencia de otros funcionarios que sí lo hicieron.

El contrato de mayor monto, asignado en lo oscurito

Según informa la Secretaría de la Función Pública (SFP) a través de su plataforma Compranet, el contrato de obra pública de mayor monto ejecutado por el gobierno de Anaya Ortega es de 7 millones 990 mil pesos cuyo objeto es la “Construcción de techumbre en canchas de basquetbol del ITESA, en el municipio de Apan, con clave de obra 2017/FOFIN-00335”.

El Expediente también foliado AO-813008937-E4-2017 en la plataforma compranet, revela que la alcaldesa no proporcionó anexos de documentos electrónicos que pudieran consultarse para la realización de un proceso transparente, aunado a que violó el monto máximo de adjudicaciones directas para el Estado de Hidalgo en el ejercicio 2017, toda vez que el mismo se establece en 500 mil pesos y ella ocupó el instrumento por un monto casi 16 veces mayor, por lo que al ser evaluado por la Auditoría Superior del Estado, serán realizadas las observaciones correspondientes.

La responsable de dicho contrato según obra en la plataforma citada, es María Antonieta de los Ángeles Anaya Ortega y tiene como fecha de término de la misma el 22 de enero del presente año.

Comments are closed.