Como burro en primavera
18 abril, 2017
Congreso sufre de goteras
18 abril, 2017
Mostrar todo

Aspirina para el corazón. Abril, mes del niño y de la literatura

En la literatura encontramos millones de posibilidades y ángulos diferentes para narrar un mismo suceso. Un escritor puede elaborar un intricando drama, mientras otro autor podría relatar la misma historia como una tragedia con visos de comedia o escribir un cuento con moraleja y final feliz.
Conforme crecemos, el niño que fuimos alguna vez se desvanece, no así la historia de la niñez que nos convirtió en el adulto que ahora somos.
Existen infancias más afortunadas que otras, eso es verdad. Sin embargo, hay experiencias que solo se presentaron para formar parte de nuestro aprendizaje.
Y aunque no podamos borrar el pasado, considero que sí podemos modificar el contenido de nuestros pensamientos y la percepción de lo vivido.
El doctor Viktor Frankl explica que ante un acontecimiento que no podemos evitar, la única posibilidad que se nos permite es elegir la actitud personal con la que enfrentaremos dicha circunstancia: ser víctima, agresor o héroe.
Si regreso a las memorias de mi infancia para replantear mi visión ante lo acontecido, eligiendo mirar las consecuencias positivas, el aprendizaje y la fortaleza que ese doloroso hecho dejó en mí, siempre existirá la posibilidad de reconciliarme con mi historia y embellecerla un poco.
Nunca es tarde para sanar y abrazar a ese niño que vive en nuestro interior, no desde la victimización o la agresión, sino desde la actitud heroica de ser como el ave fénix y renacer de las cenizas para que en esta nueva historia, niño interno sepa que por más maltratado que haya sido en su pasado, por mucho que haya sufrido o haya sido devaluado, ahora estás tú, para cuidarlo y protegerlo.
Si haces el esfuerzo de reconstruir la historia, tu niño recordará lo que se siente disfrutar sin preocupaciones ni cuidando las apariencias.
Hoy sabes que cambiar la visión del pasado es posible, celebra al niño que vive en ti, agradece. Busca el tiempo para encontrar frente al espejo, la mirada inocente que observa llena de esperanza, la magia y la alegría que la vida regala.

Comments are closed.