Arte y ciencia se vinculan en importante festival de Pachuca
19 abril, 2018
Artesanos revolucionan el arte de los alebrijes
19 abril, 2018
Mostrar todo

11 puntos para que los candidatos debatan sobre el combate a la corrupción: IMCO

Sandra Uribe.

La corrupción y la desconfianza en las instituciones del Estado, se han convertido hoy en día, en uno de los temas que más molestan a la ciudadanía, al punto que, al cierre de 2017, al menos el 56 por ciento de la población consideró la corrupción como el peor problema que tiene el país.

En respuesta, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) publicó el día de hoy sus 11 puntos medulares para avanzar hacia el control efectivo de la población, esto, como resultado de las propuestas y las exigencias de la sociedad civil.

La organización, hace un llamado a los candidatos presidenciales, para que se pronuncien durante el primer debate presidencial que se llevará a cabo el siguiente domingo 22 de abril, sobre las propuestas (claras y detalladas) con las que pretenden atacar el embate de la corrupción.

En este sentido IMCO propone, primero, la creación de una Fiscalía General Autónoma, el fortalecimiento a al Sistema Nacional Anticorrupción, incluyendo la Plataforma digital Nacional; además de promover las designaciones de los titulares con mecanismo abiertos, basados en perfiles técnicos que dignifiquen el servicio público.

Otras propuestas importantes, son: la creación de una Cédula Nacional de Identidad con datos biométricos, que garanticen la eficiencia y la transparencia en el reparto de los programas sociales, y la creación de un modelo de publicidad oficial efectiva que garantice la libertad editorial a la prensa crítica.

A continuación, reproducimos íntegramente las propuestas desarrolladas por el IMCO:

 

  1. Reformar el Artículo 102 constitucional para crear una Fiscalía General autónoma, eficaz e independiente.
  2. Completar y fortalecer el Sistema Nacional Anticorrupción, incluyendo la Plataforma Digital Nacional, para que se convierta en el centro de inteligencia contra la corrupción y que integre el procesamiento de las declaraciones patrimoniales y de intereses de los servidores públicos.
  3. Utilizar evidencia y análisis automatizado para enfocar los esfuerzos estratégicos de auditoría y control, y con esto crear mejores análisis de riesgos de corrupción, desde la prevención, detección, investigación y hasta la sanción.
  4. Promover designaciones con mecanismos abiertos, competidos, transparentes y basados en perfiles técnicos que dignifiquen el servicio público en todos sus niveles y reduzcan el control político de los partidos sobre los procesos. Impulsar una Ley General en materia de adquisiciones y obra pública que establezcan parámetros, principios, procesos, criterios y funciones homogéneas y comparables para todo el país.
  5. Desarrollar una plataforma digital nacional de contrataciones públicas que sea de uso obligatorio, tanto para la federación como para los estados, desde la planeación, licitación, ejecución y auditoría. La plataforma debe ser completamente transaccional y transparente.
  6. Diseñar políticas anticorrupción basadas en evidencia y el análisis automatizado de datos que permitan enfocar los esfuerzos de auditoría y control de manera estratégica. Interconectar a las Fiscalías Anticorrupción a las bases de datos de la nueva Plataforma de Contrataciones Públicas, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
  7. Consolidar una nueva cultura de integridad corporativa que tenga como objetivo central hacer negocios de manera limpia y responsable.
  8. Generar una Cédula Nacional de Identidad con datos biométricos que garantice la eficiencia de los programas sociales.
  9. Eliminar el uso de efectivo en transacciones gubernamentales. El efectivo no deja registro electrónico y por ende es poco fiscalizable.
  10. Desarrollar un modelo de publicidad oficial que asegure una prensa libre y crítica.
  11. Asegurar la participación efectiva de ciudadanos y comunidades en el control de los recursos públicos, tanto en el ámbito del Ejecutivo como en el trabajo del Congreso. México necesita Gobiernos y parlamentos abiertos.

Comments are closed.