Exdiputado presume foto y da condolencia a «estimado» Carlos III y lo tunden en redes
8 septiembre, 2022
Hallan un envuelto en Ixmiquilpan; «No vamos a permitir amenazas del crimen»: Menchaca
8 septiembre, 2022
Mostrar todo

Reforma electoral y partidos políticos

No hay democracia moderna que se pueda concebir con la ausencia de dos actores importantes: los partidos políticos como jugadores que buscan el poder político y un árbitro electoral.

Para ello se requiere contar con reglas claras que favorezcan la competencia entre los contendientes, por lo que contamos con los organismos electorales para organizar los procesos, y las autoridades jurisdiccionales para dirimir cualquier conflicto que se pueda derivar de la contienda política electoral.

Como parte de las discusiones de la reforma electoral, un tema que debe prevalecer es el relacionado al fortalecimiento de los subsistemas políticos, el electoral y el de partidos. De ahí que resalte el buen trabajo que han venido realizando los organismos electorales y, por otro lado, también debemos crear las condiciones para fortalecer el sistema de partidos.

El buen funcionamiento de la democracia va de la mano de los dos subsistemas políticos, electoral y de partidos. Por tal motivo debemos partir del contexto en que se encuentran las diversas instituciones públicas, en específico sobre la confianza que tiene la ciudadanía sobre ellas.

Por ello debemos retomar los resultados de la Encuesta Nacional y Cultura Cívica realizada por el Inegi, en la que encontramos que las instituciones que tienen mayor confianza son las universidades públicas; posteriormente, los medios de comunicación, los grupos de vecinos, las organizaciones sociales, el sector empresarial, los sindicatos y al final los partidos políticos.

Y si hablamos de un sistema democrático representativo, el papel y rol que desempeñen los partidos dentro de la sociedad es fundamental para que, al momento de los procesos electorales, quienes compitan por el poder político lo hagan en condiciones de equidad. Esto permitirá a la ciudadanía tener opciones reales al momento de emitir su voto.

Es fundamental contar con un sistema de partidos competitivos, para que logremos avanzar de una democracia representativa a una democracia participativa, en la cual la militancia de los partidos puedan elegir, a través de procesos internos democráticos, a sus candidaturas y a sus dirigentes y, por otro lado, la ciudadanía esté permanentemente involucrada en los asuntos públicos y las y los gobernantes y las y los representantes populares tomen en cuenta la voz y la opinión de la ciudadanía.

Por ello, algunas preguntas que servirán para continuar la discusión en relación a la reforma electoral, en relación al financiamiento público los partidos políticos, son las siguientes: ¿Por qué se deben sostener los partidos políticos con recursos públicos?, ¿si no es con recursos públicos, cómo se van a sostener los partidos políticos?, ¿sin el acceso al financiamiento público, se corre el riesgo de financiamientos irregulares?, ¿cuál es sostenimiento de las actividades ordinarias?

Son algunas de las preguntas que permiten ver no solo la importancia de fortalecer al sistema de partidos (que no una partidocracia) para contar con opciones reales al poder y fortalezcan el equilibrio de poderes.

*Alfredo Alcalá MontañoPromotor e impulsor de la realización de debates. Experto en materia electoral, con más de 20 años de trayectoria. Actualmente es consejero del IEEH.

Comments are closed.