Acepta SEPH recomendación de Derechos Humanos por muerte de menor.
12 febrero, 2019
Buscan rastrear autos robados por medio de la verificación vehicular.
12 febrero, 2019
Mostrar todo

Omisión de autoridades frente a golpizas y amenazas de muerte, provocó el feminicidio de una mujer de 60 años.

Fue víctima de agresiones por parte de su hijo, buscó la atención en el Centro de Justicia Para Mujeres y denunció en cuatro ocasiones los delitos de amenazas y lesiones, sin embargo, las autoridades omitieron dictar las medias de protección necesarias, lo que derivó en su feminicidio.

La mujer de 60 años falleció el 4 de noviembre de 2017 tras un año de haber denunciado frente al Centro de Justicia para Mujeres (CJM) y a la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH) que había sido objeto de amenazas de muerte por parte de su hijo.

“Perra maldita, tarde o temprano te voy a matar” son algunas de las amenazas que la víctima dejó asentadas en la primera carpeta que se ingresó por violencia familiar el 12 de enero de 2016.

A la primera carpeta, se añadieron cuatro más en las que la víctima denunció sistemáticamente las amenazas de muerte, así como los golpes que le propinaba su agresor de manera constante, sin embargo, tras una quinta denuncia en la que la víctima fue golpeada con una tabla por su hijo, perdió la vida.

Por estos hechos la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CDHEH) consideró que dos asesoras jurídicas y cinco agentes del Ministerio Publico incumplieron con su tarea de salvaguardar la integridad de la víctima .

Por tanto en la recomendación R-VG-003-19 dirigida al procurador General de Justica, Raúl Arroyo González y la coordinadora General del Centro de Justicia para las Mujeres, Margarita Cabrera la CDHEH solicitó iniciar las medidas administrativa en contra de los servidores públicos involucrados.

El organismo de derechos humanos documento que en contra del responsable del feminicidio existían las carpetas NUC-12-2016-00362 por violencia familiar, NUC-12-2016-001820 y NUC:12-2017-15245 por violencia física, así como la carpeta NUC-12-2017-110613 por violencia verbal y amenazas de muerte.

El organismo detalló que el agresor de la víctima fue detenido en dos ocasiones en Barandilla de Seguridad Pública de Pachuca por las agresiones en contra de su madre, sin embargo, en ambas ocasiones fue puesto en libertad sin que se solicitara la judicialización del caso o la prisión preventiva justificada.

Contra el agresor se ingresó una denuncia por feminicidio, delito por el cuál se encuentra en calidad de procesado, dio a conocer el titular del organismo de derechos humanos, Alejandro Habib Nicolás.

En ese sentido la CDHEH resolvió que pese a la inminencia del riesgo bajo el cual se encontraba la víctima, los servidores públicos fueron omisos con su responsabilidad de salvaguardar la integridad de la víctima.

Por tanto, la recomendación insta a Raúl Arroyo a dar complimiento a la reparación integral del daño a las víctimas indirectas, así como establecer un mecanismo informático que permita identificar a las víctimas y a los agresores cuyos nombres figuren en más de una carpeta de investigación, a fin de que sean vinculadas.

En el caso del Centro de Justicia para Mujeres coordinado por Margarita cabrera Roldan, la CDHEH señaló que se deberán iniciar los procesos administrativos en contra de las asesoras jurídicas involucradas.

Comments are closed.