Incrementar la cultura altruista de donación de órganos propone Noemí Zitle
13 marzo, 2020
En Semana Santa se prevé derrama económica de mil millones de pesos, asegura Turismo.
13 marzo, 2020
Mostrar todo

Diputada morenista propone erradicar violencia obstétrica.

La violencia obstétrica tiene que terminar y con el propósito de erradicar este problema contra las mujeres en etapa de embarazo, parto y puerperio, por parte del sector salud, se propuso una iniciativa para reformar disposiciones de la Ley de Acceso de las Mujeres a una vida Libre de Violencia para Hidalgo.

La diputada Lucero Ambrocio Cruz, presentó la propuesta de iniciativa ante el pleno para erradicar la agresión verbal, regaños, crueldad, ironías y maltrato, entre otros.

Durante su exposición de motivos, la legisladora morenista explicó que la etapa del embarazo, parto y puerperio constituye un proceso fisiológico de las mujeres, en el cual se debe de proteger la vida y la salud, garantizando el respeto, la autonomía, la dignidad de los derechos humanos.

Por ello, dijo, el personal de salud debe de estar capacitado para garantizar y proveer los servicios de salud adecuados, pero como sabemos, desde hace muchos años, es muy común que el personal de salud incurra en prácticas que transgreden a las mujeres en esta etapa.

Comentó que la violencia obstétrica se manifiesta como agresión verbal, regaños, utilizar a las pacientes como medio didáctico, degradación, amenazas, crueldad, ironías y maltrato. Todas estas prácticas deshumanizan y constituyen una forma de trato antiético, apuntó.

A ello, añadió, se suman la deficiente infraestructura en clínicas y hospitales, la violación al derecho de acceso a la información y al libre consentimiento, las prácticas sin consulta previa, el no respeto a la forma en la que la paciente decide dar a luz y en algunos casos se atenta con el derecho al decidir libremente el método de planificación familiar imponiendo métodos anticonceptivos distintos al elegido por la gestante.

Detalló que los resultados de la encuesta INDEREH 2016 sobre la dinámica de los hogares, arrojaron que 2.9 millones de mujeres de 14 a 49 años tuvieron un parto por cesárea, el 33.4% sufrió algún tipo de maltrato. De las mujeres que tuvieron hijos o hijas entre 2011 y 2016, el 11.2% experimento gritos o rasguños durante la labor de parto o cesárea, el 10.3% tardó en recibir atención porque gritaba o se quejaba mucho, a 9.9% se le ignoró cuando preguntaban cosas sobre su parto o bebes, a 9.2% se le presionó para que aceptara un dispositivo u operación para no tener más hijas o hijos.

La diputada morenista por V distrito de Ixmiquilpan señaló que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el ideal de cesáreas a practicarse oscila entre el 10% y 15% de todos los nacimientos, sin embargo, en México aproximadamente a 45 de cada 100 mujeres se les ha practicado una cesárea, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud correspondientes a 2016 (SSA, 2016).

Mencionó que en diciembre de 2018 un diario local dio a conocer que, “de diciembre de 2012 a octubre de 2017, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo recibió 133 quejas por violencia obstétrica, las cuales siete fueron conciliadas y en ocho se emitió una recomendación, pero no fueron aceptadas”.

Asimismo, señaló que “en dicho periodo, órganos internos de control de instituciones de salud locales recibieron 11 quejas de parte de mujeres hidalguenses que sufrieron violencia obstétrica, de acuerdo con el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE)”.

Indicó que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación general 31/2017 por la cual se exhorta, entre otras instancias, a los gobiernos de las entidades federativas, a: “Que se diseñe y ponga en práctica una política pública de prevención de violaciones a los derechos humanos de las mujeres en ocasión del embarazo, el parto y el puerperio”.

También a que: “Se asuman los acuerdos necesarios, sobre requerimientos técnicos, humanos y para que se programe el presupuesto necesario, entre otros, que permitan ampliar y mejorar la infraestructura hospitalaria en la que se atiende a las mujeres en ocasión del embarazo, el parto y el puerperio, con prioridad en zonas alejadas y de marginación social”.

Comments are closed.