Sandra Uribe.

Miembro de la familia real del Revolucionario Institucional, Ernesto Gil Elorduy, es un ícono del priismo más ortodoxo en el estado de Hidalgo, y actualmente el candidato no priista del PRI, José Antonio Meade, lo ha sumado a su equipo como coordinador regional de campaña.

Durante los comicios de 2012 Enrique Peña Nieto adoptó la propuesta discursiva del “Nuevo PRI” en dónde integró a la nueva generación de gobernadores del tricolor, entre los que destacaban Cesar Duarte y Javier Duarte -actualmente imputados por lavado de dinero, corrupción y vínculos con la delincuencia organizada- y a sus asesores de campaña; Emilio Lozoya -implicado en el escándalo de corrupción Odebrecht- y a Aurelio Nuño, también coordinador de la actual candidatura presidencial del Revolucionario.

José Antonio Meade, se ha presentado a la población bajo el discurso de la candidatura ciudadana, ya que no cuenta con militancia en ningún instituto político, sin embargo, más allá de su participación como Secretario de Estado en las administraciones de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, el candidato priista ha sumado a su equipo personajes de linaje cien por ciento priista.

Caso específico, Ernesto Gil Elorduy, quien comenzó su militancia partidista al interior del PRI durante 1962 cuando todavía constituían un partido hegemónico. Fue secretario particular de Luis Echeverría en los tiempos en los que la política autoritaria del presidencialismo mexicano no tenía límites.

Al expresidente Echeverría, se le recuerda sobre todo por haber ordenado junto con Díaz Ordaz el exterminio de los estudiantes en protesta durante el 1968 y 1971, además de haber propiciado uno de los mayores golpes a la libertad de expresión orquestando el golpe al periodista Julio Scherer, director de Excelsior, que representaba uno de los pocos medios de comunicación críticos de la época.  

Gil Elorduy, no desconoce los mecanismos clientelares implementados por el Revolucionario Institucional durante los tiempos de la hegemonía política, ya que la campaña de José Antonio Meade, está lejos de ser su primer acercamiento a los comicios; por el contrario Elorduy fue delegado electoral del PRI en el Estado de México a inicios de los 70’s cuando Hank Gonzáles era el gobernador, en 1993 fue subsecretario de acción electoral nacional del PRI y formó parte de la comisión para elegir al candidato a la presidencia de la republica para los comicios del 2000.

En Hidalgo, Gil Elorduy se sumó a la campaña de Guillermo Rosell de Lama quien después fuera señalado por implementar un programa de espionaje durante los comicios en los que se elegiría su sucesor. Durante el mandato de Rosell, Elorduy, fungió como representante del Gobierno de Hidalgo en el Distrito Federal.

Después de que sus aspiraciones a la gubernatura del estado se vieran frustradas, Elorduy se desempeñó como Secretario de Gobernación de la administración de Adolfo Lugo Verduzco y se caracterizó por imponer un control absoluto sobre las líneas editoriales de la prensa. La revista de circulación nacional “Proceso” documentó la anécdota de un director de una estación radiofónica, que afirmó, que para reproducir un spot electoral de la oposición tuvo que pedirle “permiso” al Secretario de Gobernación.

Elorduy fue presidente del PRI en la entidad en 1982, Presidente Municipal de Pachuca en 1985, y presidente del Congreso del Estado en la LXII Legislatura. Actualmente, Ernesto Gil aparece en las listas de plurinominales del PRI para la cámara de diputados, lo cual podría otorgarle su tercera participación en las cámaras federales, ya que fue diputado en 1994 y senador en 2003